El Hotel Robot abre en Japón

El "Hotel extraño" es el primer hotel con staff robótico

 Por Edward Yagisawa Cannell   15/6/2016

Si te volaron la cabeza con el restaurante robot, prepárate para lo que Japón tiene guardado para sorprender al mundo - un hotel robot.

El Hotel Henn-na, que se traduce literalmente como "hotel extraño" en español, es justo lo que su nombre indica. Haciendo su muy esperada inauguración el 17 de julio en el parque temático Huis Ten Bosch en Sasebo, Nagasaki, es el primer hotel con staff robótico en el mundo.

Con los robots al servicio de los huéspedes y cerca del 70% de las operaciones totalmente automatizadas, el objetivo principal del Hotel Henn-na es llegar a ser el más eficiente en el mundo mediante la reducción de los "tres grandes" costos de un hotel - la construcción, los salarios, y utilidades - manteniéndose amigable con el medio ambiente (alimentado por paneles solares) y ofreciendo una experiencia cómoda de alojamiento de tres o cuatro estrellas, sin olvidar el cálido concepto japonés omotenashi (hospitalidad) a pesar de no ser atendido por seres humanos. El resultado es que alojarse en el Hotel Henn-na, además de costar menos de un tercio que hospedarse en otro de los alojamientos de Huis Ten Bosch, es ahora uno de los hoteles más singulares del mundo.

Tres robots, incluyendo un dinosaurio (!) dan la bienvenida a los clientes en la recepción. Estos robots están equipados con sistemas de reconocimiento de voz y son capaces para entender japonés, inglés, coreano y chino (sólo en japonés e inglés están disponibles por el momento). Los tres robots se encargarán de los registros de entrada y salida, junto con un panel táctil, donde podrás introducir tu información personal así como la opción de elegir de entrar con una tarjeta o por reconocimiento facial. Los robots botones ayudarán a los huéspedes llevando su equipaje a sus cuartos mientras que un brazo robótico llevará los artículos personales a los casilleros (500 yenes por 24 horas) antes de la llegada y después de la salida. Las bebidas y refrigerios en el café se venderán a través de máquinas expendedoras y el conserje también será un robot. Algunos robots para "entretenimiento" con los que los huéspedes pueden jugar, también están situados en el vestíbulo del hotel.

Los únicos seres humanos serán administradores, porteros y personal de vigilancia que solo estará de apoyo, lo que resulta en apenas 13 personas necesarias para operar el hotel; al formar al staff con robots, pueden centrarse más en las tareas que no se pueden automatizar, lo que resulta en una mayor eficiencia y un mejor rendimiento.

Los huéspedes pueden elegir entre tres tipos de habitaciones: estándar, superior y de lujo. Cada habitación está equipada de un robot con la forma de la mascota oficial de Huis Ten Bosch, que también está equipado con un sistema de reconocimiento de voz y puede manejar las luces dentro y fuera, dar un pronóstico del tiempo y configurar las alarmas. Todo lo demás se concentra en una tablet de Windows; Skype for Business está instalado para realizar llamadas (algunas funciones pueden variar según el tipo de habitación), mientras que los huéspedes pueden ver la televisión. Hay Wi-Fi disponible en todas las habitaciones y en todo el hotel. Por otra parte, se espera que drones sirvan a los clientes en un futuro próximo; aunque actualmente se encuentren en pruebas, un dron que llevaba una bolsa de cacahuates a una habitación fue mostrado durante la ceremonia de apertura como parte del inmenso potencial del hotel.

Sin embargo, de acuerdo con el objetivo del Hotel Henn-na de reducir costes en la medida de lo posible, las habitaciones no están equipadas con refrigerador y sólo las amenidades básicas (champú, enjuague, jabón de cuerpo, cepillos de dientes, hisopos, cepillos para el cabello) están disponibles. Además, los servicios adicionales (como toallas y pijamas), así como hacer la cama y la limpieza diaria sólo están disponibles a través de un cargo adicional (varía según el tipo de habitación). El aire acondicionado es sustituido por un sistema de última generación de "panel radiante", que asegura al visitante una estancia confortable en cualquier época del año.

El Hotel Henn-na en Huis Ten Bosch es en realidad el "hotel número cero" de la franquicia; después de ver qué funciona y qué no funciona, será remodelado y el primer hotel definitivo está programado para abrir en Laguna Ten Bosch (que se encuentra en Gamagori, Aichi), antes de extender sus operaciones en todo Japón y en el extranjero. Un plus más al Hotel Henn-na es que puede adaptarse a la tecnología más avanzada con mucha facilidad; "hen", al tiempo que significa "extraño" en japonés, también puede tener el significado de "cambiar".

72 habitaciones están disponibles en este momento, con otras 72 programadas para ser realizadas antes de febrero de 2016. Las reservaciones se pueden hacer por correo electrónico mediante el acceso a la web oficial del hotel, con habitaciones para quien ofrezca el precio más alto (aunque no es un sistema de puja). Se espera que el Hotel Henn-na opere a 60-70% de su capacidad en julio y 80-90% de su capacidad en agosto. Sin embargo, a pesar de no llevar a cabo campañas de publicidad con el fin de reducir los costos las reservaciones han alcanzado casi la ocupación total del hotel, así que ¡asegúrate de enviar una solicitud tan pronto como sea posible!

Sólo unas cuantas personas pueden presumir que se alojaron en el primer hotel-robot del mundo en su inauguración. ¿Por qué no ser uno de ellos?

Más información
Página oficial (en Inglés)

Miembro de JapanTravel
Traducido por Hector Archundia

Checa otras noticias

Únete a la discusión