La experiencia Sento en Koufuku-Yu

Sumérgete en un baño público japonés

 Por Jose Manuel Zardain   7/12/2016

Sentos, o baños comunales japoneses, tienen una larga historia en el país. Interesantemente fueron primero utilizados en templos budistas en India, después fueron propagados a China y finalmente fueron introducidos a Japón durante el periodo Nara. Visitar un sento te presentará con una profunda experiencia tradicional y cultural de Japón.

A cualquier sento que vayas hay dos factores importantes a considerar. Primero, en caso de que tengas un tatuaje, revisa primero si son aceptados. Muchos de ellos todavía rechazan a personas con tatuajes. La razón original era para mantener fuera a la yakuza o miembros de la mafia japonesa.

Segundo, es muy importante que sigas las rigurosas reglas mientras visitas las instalaciones. Clientes pueden realmente enojarse si no lo haces. Dado que es un baño público, es muy importante lavarte antes de entrar a cualquier tina. Asegúrate de remover completamente todo el jabón y shampoo de tu cuerpo. Considera también que todos dentro del sento estarán completamente desnudos. Hombres y mujeres están separados.

En cuanto llegues al baño público, paga tu tarifa de entrada. En promedio tendrás que pagar ¥450. Quítate los zapatos y dirígete al vestidor. Desvístete y deja toda tu ropa y pertenencias en alguno de los casilleros disponibles. Sólo lleva contigo tus artículos de aseo. En caso de que no tengas puedes comprar ahí (aproximadamente ¥200 para el jabón o shampoo).

Ahora dirígete hacia los baños. Encontrarás pequeñas bancas y cubetas frente a cada estación de aseo. Elige una, siéntate y llena tu cubeta utilizando las llaves calientes y frías. Derrama toda el agua sobre tu cuerpo y báñate como lo harías normalmente. Después del aseo, estás listo para entrar a cualquier alberca o sauna. Sólo relájate y disfruta.

Hay muchos tipos de tinas. Pueden variar en temperatura, estilo de remolinos o en el tipo de agua utilizada. Puedes incluso encontrar ​denki buro (baños eléctricos). Yo los probé y sentí que está recibiendo shocks eléctricos, sin embargo muchos de los clientes parecían que lo estaban realmente disfrutando.

Después de pasar el tiempo que quieras cambiándote de una tina a otra, toma un baño final sentándote en tu silla. Ve al vestidor, sécate y disfruta el paso final de la tradición sento. Siéntate en alguno de los sillones y toma un té o bebida refrescante de alguna de las máquinas expendedoras. Muchos sentos​ tienen sillas de masaje, lo cual haría un final perfecto a un baño tranquilo.

Aunque muchos de los sentos abren desde muy temprano hasta muy tarde, personalmente prefiero ir en la noche. Después de pasar tanto tiempo en el agua caliente y tomar una larga ducha, puedo ir a dormir casi inmediatamente.

Yo recomiendo el sento que visité en la ciudad de Wakayama. Tenía un ambiente muy tradicional y local. Adicionalmente, no hay problema si tienes tatuajes. Koufuku-Yu está localizado en el distrito Shintori en la calle de Kitakyukamachi.

Socio de JapanTravel

Explorar cerca

Únete a la discusión