La gran Kannon de Sendai

La guardiana de la montaña

Por Justin Velgus   

Llevo en Sendai tres meses y hago todo lo posible para salir y compartir los grandes lugares que esta ciudad ofrece. Pero mientras iba explorando aquí y allá, no dejaba de tener la sensación de que estaba siendo observado. Desde el último piso de la escuela en la que trabajo en un barrio residencial, incluso desde lo alto del céntrico edificio AER Building en un día soleado, ahí en la distancia está una figura blanca del tamaño de Godzilla. Es la estatua Daikannon de Sendai. Daikannon -o La gran Kannon- es la representación japonesa del Bodhisattva budista. Y es MUY GRANDE. Con una altura de 100 metros, la gran Kannon se alza sobre una colina con vistas a la ciudad (y un campo de golf colindante). Ha llegado a mis oídos que también incomoda a algunos huéspedes de un hotel cercano, especialmente cuando las parejas intentan ponerse en modo romántico en los pisos superiores.

Pero volvamos al tema. A pesar de que actualmente es una de las estatuas más grande del mundo, la Daikannon a menudo se deja fuera de las guías turísticas, probablemente para destacar otros lugares más céntricos e históricos. Ver vivo y en directo el tamaño de esta maravilla moderna es razón más que suficiente para merecer una visita. Pero, aunque parezca mentira, hay una estatua budista aún más grande a solo una escapada desde Tokio. Aunque aún no la he visitado, así que de momento déjame compartir este tesoro de Sendai.

Al llegar a la inmaculadamente blanca estatua Daikannon -tras un viaje de 30 minutos en autobús o en coche desde la estación de Sendai- su tamaño te deja pasmado. Es fácil percibir que la gran Kannon sostiene algo en sus manos. Una joya en la mano derecha que puede conceder deseos, y un frasco en su izquierda que vierte el agua de la sabiduría. Puedes entrar por la boca de un dragón en la base de la estatua para echar un vistazo al interior.

Paga tu razonable entrada de 500 yenes ¡y eres libre de explorar a tu antojo! Antes que nada, me di cuenta de lo fresco que es el interior de la estatua. Por lo tanto, lo recomiendo encarecidamente para un día caluroso de verano. Mientras el calor de fuera me daba tregua, caminé tranquilamente por el interior de la estatua para hacerme con el lugar. Si la impresión de ver una figura humanoide gigante te distrajo antes, ahora quedará claro que este es también un lugar de culto y reflexión. Kannon se representa habitualmente en su forma femenina en Japón. Tiene 33 formas, representadas en la planta baja por 33 esculturas diferentes. En contraposición, hay doce criaturas demoníacas, cada una de las cuales representa un mes de la astrología china. No está de más traer muchas monedas si se quiere hacer una donación, ya que cada una de las estatuas de dentro de Daikannon acepta ofrendas, pero de ningún modo son obligatorias.

Después de recorrer la planta baja, es hora de subir. Parece ser que hay quien sube los doce pisos de escaleras como si de algún tipo de peregrinaje se tratara. Aunque la mayoría de la gente, como yo, utiliza el ascensor. Tras bajar en el último piso y cruzar un área de oración se llega a la mejor parte de todas: ¡la vista! Aunque hay edificios altos en Sendai que ofrecen vistas espectaculares de la ciudad, Daikannon es uno de los pocos edificios lo suficientemente grandes como para tener una vista de las montañas a la ciudad. En días despejados, se dice que se puede llegar a ver el Océano Pacífico. Varias ventanas dispuestas en la parte delantera, trasera y lateral de la estatua ofrecen unas vistas excelentes.

Si cogiste el ascensor a la ida, no lo cojas a la vuelta. Mejor bajar por la escalera para ver las 108 estatuas budistas que se encuentran en el camino. Cada estatua representa un deseo terrenal. ¿Tienes algún problema de celos? ¿Egoísmo? ¿Avaricia? Hay una estatua para ti. Encuentra la estatua apropiada, coloca una pequeña ofrenda en la caja -o directamente sobre la estatua- y reza una oración. Quizás ese aspecto negativo de tu personalidad acabe desvaneciéndose con el tiempo. Cada estatua es diferente, pero todas son obras de arte. Algunas incorporan animales, mientras que otras están talladas sobre cascadas o flores de loto. Tras varios pisos llenos de estatuas, estarás de vuelta a la entrada. Ahí, los amuletos y souvenirs están a la venta como recuerdo del viaje.

Por su presencia dominante sobre Sendai, como también por su importancia religiosa y de ingeniería humana, asegúrate de poner la estatua de la gran Kannon en tu itinerario de viaje cuando llegues a Sendai. Más fotos de la estatua aquí.

Cómo llegar

Desde la Estación de Sendai, autobús 815 o 825 (dirección Nishi-Nakayama) o x910 (dirección Shie Bus-Sanezawa-Eigyoshomae), hasta la parada Sendai-Daikonnon-mae.

¿El artículo fue útil?

Sugerir alguna edición

0
0
Laura  Perello

Laura Perello @laura.perello

Original by Justin Velgus

Deje un comentario