Modern: el Restaurante más Chulo de la Ciudad

Cuando lo Moderno es Retro

Cuando le dije al personal que iba a visitar Kurayoshi después de pasar una noche en el albergue Tami de Yurihama, rápidamente me recomendaron ir a Modern, entregándome un cupón de descuento para una "leche de plátano". Seguir esta recomendación fue lo mejor que pude hacer.

En primer lugar, hablemos un poco de Kurayoshi, situada en la prefectura de Tottori, entre la ciudad de Tottori y Matsue. En su mayor parte, los turistas que paran en la estación se dirigen hacia la ciudad de Misawa para ver el monte Mitoku y el templo Sanbutsu-ji, que está construido literalmente en la cara de la montaña y, personalmente, no me importaría parar en el onsen de Misawa si vuelvo a visitar la zona. Luego está la zona de Shirakabe, que es bastante interesante y encantadora para disfrutar de un paisaje urbano tradicional japonés del periodo Edo. La zona incluye el Museo de la Figura Circular de Kurayoshi y el Museo de la Pera de Tottori Nijisseiki, así que hay mucho que ver en la zona que está a 4 km al sur de la estación y a la que se puede acceder fácilmente en autobús si no se tiene ganas de caminar.

Lo bueno es que el Modern está situado justo al lado de la calle principal de la zona de Shirakabe. Así que después de pasear un poco por el barrio, me estaba dando hambre y decidí dirigirme al restaurante. Era bastante fácil de encontrar e incluso había una pizarra con el nombre del restaurante escrito en letras romanas, así que seguro que estaba en el lugar correcto. Abrí la puerta y... vaya, ¿qué es este lugar? Me impactó.

Modern no es en absoluto moderno... es el restaurante retro más épico al que he ido. Se siente realmente acogedor. Para que quede claro, tal y como dice la pizarra de la entrada, estamos hablando de Showa retro, como retro de los años 80, con tocadiscos de vinilo, televisión de tubo conectada a un Famicon y carteles impresionantes. Para ver más, consulta las fotos en Facebook, Instagram o Google Map.

El menú, decorado con un simpático personaje con aspecto de Doraemon, está tanto en inglés como en japonés, mientras que la descripción de cada plato está sólo en japonés. Pedí una recomendación y las dos comidas propuestas fueron Arroz Hayashi y Ramen Gyusuji. Me decanté por el arroz Hayashi porque ya había localizado un lugar de ramen para cenar, ya que Kurayoshi es conocido por su Gyukotsu Ramen, o ramen de hueso de ternera (sí, esto es inusual, ya que el tonkotsu, o hueso de cerdo es mucho más conocido). También pedí la leche de plátano, ya que tenía un cupón de descuento. Terminó siendo una comida realmente buena y asequible.

La comida es buena, el lugar es encantador, así que si hay que recordar algo, es que si decides visitar Kurayoshi, tienes que parar en Modern.

De vuelta en la calle de la zona de Shirakabe, rodeado de edificios del periodo Edo, ahora entiendo por qué Modern es moderno.

¿El artículo fue útil?

Sugerir alguna edición

0
0

Deje un comentario

Thank you for your support!

Your feedback has been sent.