Jardín Yoshikien

Un paisaje pequeño pero precioso

Por Irma Syahriar   19/6/2018

Yoshikien es un pequeño jardín en el centro de Nara. Se encuentra justo al lado del famoso jardín Isuien, por lo que es sencillo que los visitantes lo pasen por alto, probablemente debido a sus pequeñas dimensiones y a la falta de publicidad. El nombre del lugar viene dado por el río Yoshikigawa, que fluye junto al jardín.

Se dice que el templo Manishuin, un anexo del templo Kofukuji, se encontraba antiguamente en el sitio actual del jardín. El lugar estuvo en manos de la propiedad privada hasta el año 1919, que pasó a ser competencia de la Prefectura de Nara. Sin embargo, no fue hasta 1989 que el jardín Yoshikien fue abierto al público.

Se tarda menos de 15 minutos andando desde la estación JR Kintetsu-Nara en llegar a la entrada de Yoshikien. Los turistas pueden acceder gratuitamente al jardín, simplemente participando en una breve encuesta a la entrada. Consiste en dos o tres preguntas generales acerca de dónde y cuándo supiste de la existencia del jardín Yoshikien. Una vez hecha la encuesta, sube las escaleras y prepárate para deleitarte con lo que aparecerá frente a ti.

Cuando vi por primera vez el precioso jardín me quedé tan impresionada que no pude mediar palabra. ¡Fue alucinante! Y como era la única visitante en ese momento, me sentí una auténtica privilegiada.

El jardín Yoshikien consiste en tres niveles diferentes, cada uno conectado entre sí mediante escaleras.

Al entrar, está el precioso jardín del estanque. Puedes elegir entre explorar los alrededores del estanque o subir otras escaleras para llegar a un área de descanso, con una torre donde puedes sentarte y disfrutar de la vista del estanque desde la cima. El segundo nivel, el jardín de musgo, es el lugar más apartado. Se trata de un área completamente cubierta de musgo, con una casa de té en la esquina que contribuye a la serenidad del ambiente. El último nivel, el Jardín de Flores de la Ceremonia del Té, exhibe flores de temporada, lo que lo hace perfecto para celebrar dichas ceremonias.

Puede que no sea tan famoso como su homólogo vecino, pero el Jardín Yoshikien es, sin lugar a dudas, un lugar que hay que visitar al viajar a Nara.

¿El artículo fue útil?

Sugerir alguna edición

0
0
Laura  Perello

Laura Perello @laura.perello

Original by Irma Syahriar

Deje un comentario