La Prefectura de Tottori es uno de los secretos mejor guardados de Japón. Ubicada en la región de Chugoku a lo largo de la costa del Mar de Japón, esta prefectura es rica en historia y maravillas naturales que valen la pena visitar. Aquí te ofrecemos una lista de los 10 mejores lugares que debes visitar en Tottori.

1. Templo Mitokusan Sanbutsuji

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

El templo de Sanbutsuji se encuentra en la montaña Mitoku a una altura de 900 metros. Nageire-do, el templo interior que se encuentra en la parte trasera, es reconocido como tesoro nacional debido a su singular arquitectura. Construido en la ladera de la montaña, Nageire-do parece estar flotando en el aire y definitivamente es algo que vale la pena ver. Aunque se desconoce cuándo se construyó exactamente Nageire-do, la leyenda sigue contando que fue arrojado desde el suelo hacia la ladera de la montaña a través del poder espiritual del monje En no Ozuno, quien fue el fundador de la religión Shugendo que se practicaba en estos templos. Para llegar al templo es necesario caminar por algunos senderos estrechos por la montaña, que exigen el equipo adecuado y algo de condición física. Sin embargo, hay algunos descansos en la carretera por debajo si no estás preparado para subir.


2. Monte Daisen

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Ganó el tercer lugar en la lista de la televisora NHK de "Las cumbres más grandes de Japón" y, dentro del Parque Nacional Daisen-Oki, el Monte Daisen es la montaña más alta de la región de Chugoku. Compuesta por múltiples picos, la cima oficial se encuentra en el pico Misen (1,709 m) que ofrece impresionantes vistas de las áreas que lo rodean. Desde el senderismo en verano hasta el esquí en invierno, se puede disfrutar de la montaña y sus asombrosos paisajes y colores en cualquier estación. El Monte Daisen también se considera una montaña sagrada donde los monjes alguna vez practicaron el ascetismo propio de la vida en las montañas y estuvieron aislados de los visitantes hasta los tiempos de la Restauración Meiji. Hoy en día, todavía contiene paisajes vírgenes, lo que la convierte en una de las montañas más populares para escalar al oeste de Japón.


3. Templo Daisenji

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

El Templo Daisenji es un templo budista ubicado en el Monte Daisen. Los orígenes del Templo Daisenji se remontan al período Heian, cuando se trataba de un centro de formación budista por sus prácticas ascéticas de Shugendo. Originalmente, el complejo tenía más de 100 templos con 3 mil monjes, pero hoy en día sólo quedan unos pocos, y el edificio principal se restauró en 1951 después de que fuera destruido por un incendio en 1928. En su interior, se encuentra una estatua del Jizo Bosatsu y esculturas de madera del Buda de Amida, todas clasificadas como importantes propiedades culturales.

4. El camino de Mizuki Shigeru

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Nombrado en honor del popular artista de manga Mizuki Shigeru, conocido por su serie de manga yokai GeGeGe no Kitaro. Esta carretera se encuentra en la ciudad natal de Mizuki, Sakaiminato, y va desde la estación de Sakaiminato hasta el centro de la ciudad. Aquí, puedes disfrutar un paseo por los arcos de 800 metros de largo con cerca de 177 estatuas de bronce de los personajes de manga de Mizuki, cada uno con respectiva información. No olvides volver por la noche para ver las estatuas iluminadas -los yokai parecen cobrar vida en la oscuridad de la noche-. También hay tiendas por toda la carretera que venden productos únicos relacionados con los personajes, perfectos para llevar ese recuerdo especial a casa.

5. Dunas de arena (Sakyu) Tottori / sandboarding y parapente

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Una recorrido por Tottori no estaría completo sin visitar las dunas de arena. Formadas a lo largo de miles de años, las dunas cubren un área de alrededor de 16 km a lo largo de la costa del Mar de Japón, dando como resultado este paisaje espectacular. Hay muchas atracciones que puedes intentar en las dunas como montar en camello y, para los más aventureros, practicar el sandboard y el parapente. Los cursos de sandboard en las dunas cuestan 2500 yenes por dos horas, incluído el equipo e instructor necesarios. Los cursos de parapente en la Zero Paragliding School tienen una duración de cuatro horas y cuestan 7000 yenes.

6. Museo de la arena Tottori

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

No muy lejos de las dunas de arena, encontrarás el Museo de la arena Tottori. Aquí puedes encontrar esculturas de arena a gran escala de artistas de todo el mundo. Antes, la exhibición se hacía al aire libre en estructuras temporales pero el museo ha logrado tener su propio edificio y es el único museo de Japón que exhibe esculturas hechas de arena. Las exposiciones cambian anualmente y se realizan desde mediados de abril hasta principios de enero, así que asegúrate de admirarlas mientras puedas.

7. Conan Town

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Los fans del manga y el anime no querrán perderse un viaje a Conan Town, cuna del artista Gōshō Aoyama, quien creó la serie de manga y anime de mayor duración a la fecha, el detective Conan. La ciudad se conoce oficialmente como Hokuei y la estación local pasó a llamarse Estación Conan en 2013. Esta estación tiene una tienda de regalos con artículos y libros dedicados al detective Conan, así como información turística sobre la calle Conan, el Puente Conan y la imprenta de manga Gōshō Aoyama, que es un museo inaugurado en 2007 para mostrar la obra completa de Gōshō Aoyama.

8. Santuario de Hakuto

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Localizado a lo largo de la costa escénica cerca de la ciudad de Tottori, el Santuario Hakuto es supuestamente donde se originó el mito del conejo blanco de Inaba. Este mito se remonta a principios del siglo VIII. Se dice que el espíritu del conejo está enclaustrado aquí y alrededor del santuario encontrarás pequeñas estatuas de conejo. La leyenda dice que el conejo fue el casamentero de Okuninushi y la princesa Yakami y se cree que es un santuario para atraer la buena suerte en el amor y el matrimonio.

9. Templo Kannon-in

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Un templo del período Edo construido por la familia Ikeda, Kannon-in es un templo de la secta Tendai que pertenece al budismo y es mejor conocido por su jardín de estilo japonés con un gran estanque rodeado de árboles perfectamente cuidados. El estanque cuenta con pequeñas islas que representan una grulla y una tortuga, que son símbolos de longevidad y salud. Aquí podrás tomarte el tiempo para relajarte y observar el hermoso jardín con un fresco té matcha, a la venta en las instalaciones del templo, acompañado de dulces tradicionales japoneses.

10. Onsen Kurayoshi

 (Créditos de foto: Niaya Harper)
(Créditos de foto: Niaya Harper)

Kurayoshi es una ciudad histórica con un pintoresco paisaje urbano lleno de coloridas casas de comerciantes y almacenes de paredes blancas. La ciudad también tiene una amplia selección de ryokan encantadores (hoteles japoneses) con onsen (aguas termales) para tu elección. Un buen ejemplo es el onsen Sekigane, famoso por sus aguas altas en minerales pero claras e inodoras —se encuentra en una lista de los 100 mejores Onsen de Japón—. Después de viajar todo el día, un chapuzón en las aguas de Kurayoshi seguramente te relajará y estarás listo para otro día de aventuras en Tottori.